El oso pardo, un mamífero con capacidad de adaptación

Oso Ibérico

El oso pardo ocupaba originariamente la práctica totalidad de Europa y Asia, gran parte de la mitad oeste de Norteamérica y algunas zonas de Oriente Próximo y del Magreb. Aunque esta área se ha ido reduciendo progresivamente en los últimos siglos, todavía es muy extensa, se estima que aún habitan entre 200.000 y 250.000 ejemplares, un número realmente notable para un carnívoro de su talla.

Los osos pardos ocupan una gran variedad de hábitats, desde semidesiertos fríos, como el Gobi (Mongolia), hasta zonas costeras o la tundra ártica, como Alaska. Sin embargo, su hábitat preferido es el forestal. El oso pardo es uno de los mamíferos más característicos de los extensísimos bosques de coníferas de la taiga siberiana o escandinava, de los bosques mixtos del este de Europa y de los Pirineos, o de los bosques caducifolios de hayas, robles y abedules de la Cordillera Cantábrica.

Las pequeñas poblaciones de osos que resisten en la Europa occidental están vinculadas a los macizos montañosos más agrestes, donde el acoso humano es menor. En España, Italia y Francia, viven las poblaciones europeas de oso pardo más amenazadas. Los osos ibéricos están en peligro de extinción y se enfrentan a constantes amenazas causadas por el pequeño tamaño de sus poblaciones.

En España quedan dos poblaciones de oso: una de ellas se localiza en la Cordillera Cantábrica, con dos subpoblaciones bien diferenciadas, y la segunda, compartida con Francia y Andorra, se localiza en los Pirineos.

Oso Kodiak (Alaska)

Oso Kodiak (Alaska)

Los osos ibéricos están catalogados entre los osos pardos más pequeños, con un peso en los machos entre los 200-250 kg, lejos de los gigantes que habitan en la península rusa de Kamchatka, en la isla de Kodiak  y en las costas cercanas de la península de Alaska, que pueden tener hasta 3 m de longitud y 700 kg de peso en los ejemplares más grandes. Estos osos pardos están considerados no sólo los osos de mayor tamaño, junto con los osos polares, sino también los mayores carnívoros terrestres del planeta.

N/A

 

La nueva generación de billetes de euro rinde homenaje a Europa

Como ya adelantara el Banco Central Europeo (BCE), en mayo de 2013 se pondrá en circulación la nueva generación de billetes de euro que se llamará Europa, personaje de la mitología griega que ha dado nombre al continente. Los nuevos billetes los podremos ver en el mercado de forma gradual a lo largo de varios años, comenzando por el de 5 euros en la primavera del próximo año.

El diseño de los nuevos billetes se dará a conocer el 10 de enero y contará con más medidas de seguridad que los anteriores: marca de agua, si se mira el billete al trasluz se apreciará una imagen difusa que muestra un retrato de Europa, el valor del billete y una ventana; holograma con retrato, al girar el billete la banda plateada muestra el retrato de la diosa griega idéntico al de la marca de agua. La banda también muestra una ventana y el valor del billete.

Además del número verde esmeralda, el número brillante produce un reflejo metálico que se desplaza verticalmente. Asimismo, cambia su color del verde esmeralda al azul oscuro.

Los nuevos billetes mantendrán el diseño de la primera serie, con los mismos colores dominantes, pero será fácil distinguirlos. Tampoco cambia la cuantía de los mismos que seguirá siendo de 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 euros. La nueva serie desplazará a la vieja que será retirada de circulación gradualmente y transcurrido un tiempo dejará de tener curso legal, aunque los billetes mantendrán indefinidamente su valor, pudiendo ser cambiados durante un período ilimitado en los BCN del Eurosistema.

Con la evolución de los billetes de euro Europa apuesta por la seguridad, eso sí ,en un momento donde escasean en los bolsillos de los europeos.

N/A