La mano del hombre tras los desastres medioambientales en España

El vertido del “Prestige”, cuyo juicio se inicia después de 10 años, y la rotura de la balsa de Aznalcóllar (Sevilla 1998); calificado como “ catástrofe internacional de primer grado” ;son los desastres medioambientales más graves ocurridos en España, pero en las últimas décadas se han sucedido centenares de siniestros ocasionados por la mano del hombre.

La rotura del depósito de residuos piríticos de las minas de cobre, plomo y zinc de Aznalcóllar, propiedad de Boliden, provocó la salida incontrolada al río Guadiamar de seis millones de metros cúbicos de lodos, con arsénico, cadmio, mercurio y otros metales pesados.

A su vez, el “Prestige”, un petrolero monocasco cargado con 77.000 toneladas de fuel que zozobró en 2002 frente a la costa gallega, derramó su carga por toda la cornisa cantábrica, las indemnizaciones exigidas en el juicio que ha dado comienzo esta semana superan los 4.000 millones de euros.

Pero no son los únicos desastres ecológicos relevantes que han azotado el país durante las últimas décadas. Haciendo memoria nos remontamos al año 1966 cuando un 17 de enero un bombardero B-52 con cuatro bombas nucleares de 1,5 megatones a bordo y un avión cisterna de la base de Morón (Cádiz) colisionan en vuelo sobre el pueblo de Palomares (Almería). Tres de las bombas son localizadas poco después en tierra -una se encontraba intacta y las otras dos habían sufrido daños y liberado carga de plutonio, uranio y americio, fundamentalmente-. La cuarta, fue sacada del mar el 7 de abril. contaminación radiactiva de la costa.

El 12 junio de 1976 el petrolero bilbaíno “Urquiola”, cargado con más de 112.000 toneladas de crudo, embarranca y se incendia frente a las costas de A Coruña, derramando al mar unas 20.000 toneladas, que produjeron graves daños a las costas de las rías de El Ferrol, Ares y A Coruña.

El buque “Castillo de Salas”, 11 enero 1986, embarranca frente a la playa de San Lorenzo, de Gijón (Asturias) con 100.000 toneladas de carbón en sus bodegas, gran parte de las cuales se derramaron al partirse el buque en dos a los pocos días del accidente. El accidente ocasionó una gran marea de carbón siderúrgico en el litoral asturiano.

3 diciembre 1992,el buque griego “Mar Egeo” encalla frente a la Torre de Hércules en La Coruña cuando transportaba 79.300 toneladas de crudo. La marea negra, que al día siguiente alcanzó los 50 kilómetros cuadrados, invade las rías de Ferrol, Ares y Betanzos.

La rotura del oleoducto Rota (Cádiz)-Zaragoza, el 22 septiembre de 1998, a la altura de Ecija (Sevilla) origina el vertido parcial de 400.000 litros de gasóleo al río Genil.

Verano de 2012, los incendios forestales del pasado verano, uno de los más trágicos de la última década, dejan tras de sí diez muertos, más de 100.000 hectáreas arrasadas por el fuego e importantes daños ecológicos como los producidos en el Parque Nacional de Garajonay (La Gomera).

En su mayor parte la mano del hombre ha estado presente en las tragedias medio ambientales que han azotado nuestro país.

N/A

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: